31 may. 2013

Enardecer.

Piel.

Labios.

Ojos.

Calor.

El fuego de tu cintura, y el hambre de mis besos.

Piel, labios, sin necesidad de una sola palabra.

29 may. 2013

Confesiones: Etapas de la vida.



Todos tenemos etapas en las que la inexperiencia nos juega malas pasadas, u otras donde sencillamente creemos estar en el momento equivocado de nuestras vidas.

Si bien la juventud es cuando el mundo se presenta lleno de posibilidades, a menudo no sabemos discernir cómo elegir, y solemos caer en "qué queremos elegir". Sin dar importancia a que nos haremos mayores, junto a nuestras elecciones. Ser consciente del paso del tiempo es una de las losas de esta vida, y una de las claves.

No pienso llegar a anciano de forma solitaria e insustancial, o como muchos otros, rodeados de chupasangres por ser afortunado en bienes; no. Quiero llegar al fin de mis días, sabiendo que hay otra persona a mi lado, con la cual no importa el irrefrenable paso del tiempo; porque todos seremos ancianos, salvo desafortunados, y en muchas ocasiones esa etapa es el resultado de cómo han sido sobrellevadas las anteriores.

En tal declaración de intenciones, no está la idea de buscar una compañía cualquiera, nada más lejos de la realidad. Está la idea de luchar cuanto haga falta por la persona ideal, que no ha de ser perfecta a ojos míos ni de nadie, ha de ser simplemente ella, como quiera que sea.

Algunos luchan por fama o dinero, yo lucho por amor; no ahora, ni en un futuro, mi vida es esa lucha por encima de cualquier otra.




28 may. 2013

Ardor.

Al tiempo que caen las rodillas sobre la arena, el tiempo se excita irreparablemente. Hay pérdidas que sangran mientras las venas sigan impulsando sangre con fervor.

Luchas eternas que favorecen al color de sus fríos labios.

Sé de niebla, que la mirada por más aterciopelada que quiera ser, no embriague tus sentidos; tras el muro de oscuridad que la lejanía representa, sé niebla, o sumérgete.

Que la lucha continúa, entregando día a día un trozo de tu ser, vil esperanza, es algo que no puede permitirse la vida durante toda ella. Por lo que te devoraría en besos de tener la oportunidad, pero un silencio a tiempo, o un traspiés bien dado, impiden catástrofes venideras, de aquellas que parecen glorificadoras a lo lejos, antes de ser nítidas.

Frente al reflejo del pasado, cara a cara, realidad a recuerdo, suspiro a despido.


24 may. 2013

Diario de Ixión: redención.

Cómo ser fuerte, cuando aun habiendo superado lo impensable, te embiste el desasosiego y la desesperanza, junto a la nostalgia, y al pesar.

No quiero hacer ningún daño, pero duele, es insufrible, y me abate la confusión.


—Y así, proseguía Ixión—.


Momentos en los que el futuro es intangible, apenas rozas con los dedos el sentimiento de antaño, y el corazón da un vuelco entre desgarros.


Quiera o no, soy de aquellos que eligen complicar las cosas, y complicadas son.


Cuando la felicidad se debate entre la perdición y la desmesura, acude sin apremio el tiempo, y es cruel como suele, abriendo las puertas de salas interminables, acuñando su particular historia de intriga.


¿Cuando el dolor se irá? si es que así sucede. ¿Por qué no cesa? si caso resulta que no quiero admitir el por qué. ¿Es posible vivir así? si en algún momento logro recordar qué era la vida sin este dolor.


Sé que los dioses no responden, más allá de su existir, pero clamo a algún maldito lugar, sea cual sea, esté donde esté, cueste cuanto cueste, en busca de mi mísera redención.


Y respirar, recordar cómo era respirar.


O amar, maldita sea.

18 may. 2013

Yer jalan atthirari anni.

Eras —eres— la luna y las estrellas de mi vida.

Ahora la noche carece de sentido, más allá de perecer entre rayos de luz. Una luz que no eres tú, y no da la vida como tal.

Ni tan siquiera quiero de vuelta mi corazón, porque lleva escrito tu nombre, lágrima a lágrima, recuerdo a recuerdo, beso a beso, te quiero tras te quiero.

A veces no es fácil caminar sobre el agua.

15 may. 2013

Rojo.

No podría decirle a la frontera de tus labios donde está mi cuello, sin arañar un pedazo de cada vena que sostiene el monumento ensombrecido a nuestras noches.

Quiebra las pupilas el oxigeno que se escapa con cada gemido, y retuerce fríamente, distante y en silencio, el calor de la ausencia la piel que hierve por sí sola.

No puede ni tan siquiera imaginar que las curvas de su perdición volvieran a significar el delirio en la cordura.

Más sueña en blanco, negro... y rojo.





_______

"Pero es tu soledad la que puebla mis noches,
quien no me deja solo, a punto de morir."*





*extraído de 'Tu compañía', poema de Roque Dalton. He de puntualizar que no tiene prácticamente relación con lo expresado en el texto de un servidor.




9 may. 2013

Dados.

¿Se merece el caos la benevolencia de la amargura?

El interior siempre fue el lugar más seguro, hasta que el corazón ha sido abierto de par en par.

Redimirse, ensombrece cualquier tipo de futuro. Pues no hay mayor error en una decisión, que ser tomada únicamente por el pasado. Si has de elegir, que sea alzando la vista al presente, y al futuro.

7 may. 2013

Roulette.



A veces, quiero ser su piel, y en otras, que la vida vuelva tras de sí.

No es arrepentimiento, es simplemente amor.

No es tristeza, es ausencia.

Y quiere, realmente quiere, mi corazón estar junto al suyo.

1 may. 2013

Sea el viento, el reflejo de la luna.


Millones de besos
que nunca fueron
y mordiscos de pasión,
sueños inacabados,
más aún me tengo
cegado en mi ardor.

Serenándose la serpiente,
el veneno fluye, y fluye.

Del encanto a la perdición
muriendo cada noche,
aflora la luz con el sol.

Deshaciéndose el veneno,
la luna duerme, duerme.






*Cuadro de Pierre-Auguste Renoir, "Retrato de Irene Cahen d'Anvers".