12 may. 2012

Point finale.


La columna vertebral de toda esta desesperación es apenas un preludio del insomnio que precede al invierno.
Blande miles de veces la aguja contra el corazón, la insurrección, movida por egoísmo.
Todo ello se cierna, que las tormentas de otoño desenmudecerán al trasnoche más cercano.

-"¡Que mueran, que mueran!" -abulta en gritos la sombra más y más a cada momento.
Es día de brujas, y las llamas acarician con delicadeza las mieles del invierno más lejano.

De leer, en su verdadera proeza, la lápida la esperanza aguarda. Mire la tierra a nuestros ojos, hable a nuestros oídos y muestre su cara a nuestra espalda.

Valga sopesar la estridencia del, sin beso de despedida alguno, morir.

La correspondencia con cupido ha diferido hasta límites insalvables. 

10 may. 2012

El hijo bastardo de Tifón y Equidna.

¿Cuanta miseria puede llegar al puerto de la desesperanza tras el abandono de Jasón a Hera?

'Barco hundido', resonó de océano a océano. Si Heracles hubiera sido pasto de la Hidra probablemente ahorraríamos cantidades ingentes de dolor.

Ese dolor tan humano, ese hedor a debilidad, te quiero; te odio, nos parecemos tanto que uno ha de dejar este mundo. Dioses, maldita exasperación de la realidad.

Tengo la respuesta, respecto a la miseria. Tengo tantas respuestas, que preferiré callar. Callar hasta que mi lápida hable por mí.

Valga mi pesar, para pagar la entrada a tan preciado paraíso.