8 dic. 2011

Estoy aquí.

No me importa qué es de mi; si me miras mientras buscas en el horizonte, qué más dará cuán alto pueda gritar...

Buscas y buscas, me pierdo y me pierdes. Ni siquiera puedes mentirte, porque no hay verdad que transgredir, que romper. Donde estará aquello que buscas, ese milagro, ese imposible, ese amor de fatídico ensueño. Un servidor hace tiempo que no sabe qué es, o puede llegar a ser, amar; no recordaría tal impotencia si no fuera por vuestro embriagador silencio.

Como un otoño presenciado desde la ventana; he escrito mil versos para ella antes de dormir, pero desperté y solo quedaban las cenizas.

Estoy aquí, ya sea en cenizas, ya sea a corazón abierto.
Para ti.
Desde hace tiempo, desde que no me dejas estar en mi sano juicio.

Estoy aquí, ceniza a ceniza, beso a beso, de adiós a adiós, de te quiero a te quiero.