31 dic. 2009

Líneas de vida

Di un adiós y despide todo, a lo lejos podrás verme, y me verás llorar de nuevo una vez mas. Cuando no hay manera de paliar tal dolor tan sólo cerramos los ojos y brotan solas una a una, resbalan desangrando lo que nos queda de fuerzas... y tendidos, una vez nos rendimos, buscamos la luz... tarde para caminar hacia ninguna luz...

Salí de mi ataúd para incinerarme, y no he vuelto a sentir lástima por morir, ahora entiendo respirar como un elixir a mi felicidad, que por fin he sentido fallecer.

Suelo escribir epitafios para mis seres queridos, pero por desgracia asesiné a todos cuando recobré la inspiración por escribir lineas que decían algo mas que sus vidas, y el remordimiento llegó el día que decidí enterrarme vivo, pero mi alma no se encerró conmigo...

27 dic. 2009

無くなる (nakunaru - perderse para siempre)

¿Como explico que te amo sin palabras? si escribirlas es quizás la única manera de que no mueran de miedo las que salen de mis labios, intento dejar un rastro que al menos puedas deducir. Si digo tal vez que no, que nunca te he dejado de querer, que tan sólo ha sido miedo lo que me hace silenciar lo que siento y nada mas... probablemente no serviría mas que para hacerte daño...
Un ángel abraza mi alma e intenta recomponerla, hace mucho que tiene miedo a perderte, y de temblar se partió en dos, pero tranquila jamás perderé los trozos, ambos siguen amándote y eso nunca quebró.
Ahora si pudiera tener tu rostro en mis manos, y mis labios rozando los tuyos, en tan sólo un instante sabría qué hay en tu corazón, pero no es tan fácil para mi, porque nose si tu quieres que lo sea.
Hace tantísimo que me equivocaría y ya no he podido reparar ese error... por mas que quisiera, por mas que sea lo que mas deseo en el mundo, eso no importa, me equivoqué y llevo desde entonces el peso de poder perderte cualquier día, y me quiero morir por ello, porque no quiero perderte.

¿Como explico entonces... que te amo?

26 dic. 2009

Cada silencio

¿Cómo no caer en la desesperación? Si la fiebre se hace dueña de los sentidos cuando intento darle fuerza a mis palabras y decirte algo que sienta mi corazón, entonces, en ese momento... es cuando vuelvo a caer en la dicha desesperación...

¿Como no volver a hundirme en un llanto? Si el mismo paso de la sangre por las venas hace daño... y buscar en ello la dulzura de estos tiempos que padezco no hace sino aumentar lo grotesco de mi ya de por sí incurable perdición...

Y a pesar de todo, camino contra la tormenta que un día rompió mis sueños y su serenidad. Aún forjo los trozos de mí que se destrozan en cada silencio...

22 dic. 2009

Sonrisa de sangre.

Tanto frío a mi alrededor... que podría caerme muerto hasta que tus manos me levanten.
Sin motivos para caer, sin fuerzas para mantenerme en pie, durante interminables siglos de vida atormentada por el mismo vacío de siempre, aquel vació que ignoráis y repudiáis. Y no siento pena, lo que padezco es agonía sin cura, el placer del masoquista que en el infierno es una santo para ser castigado. No puedo acabar conmigo, soy esa sombra que tras de ti nunca llaga a su destino, y camina día tras día sin rumbo fijo. Creo entender mi razón de ser, quizás me equivoqué al nacer, debía ser tan solo un alma, y me convertí en lo que soy, tal vez deba morir, pero no hay vuelta atrás, tal vez creí sonreír de verdad alguna vez, pero sólo eran tus labios dibujando una sonrisa en mí. El tiempo arde por momentos y mi sien ya casi estalla, espero impaciente el instante en que aquel te quiero que aún se sostiene de una rama en el lago de las ánimas salga de la negrura y vuelva a mi, pero se ahogará con mi amargura...

Ojalá fuera tan fácil ser torturado y sonreír una vez mas.

19 dic. 2009

Escarcha

Y la escarcha se rompió, ya no pudimos volver a sentir la calidez.
Desde ese mismo momento somos dos almas separadas, y aunque mis heridas supuren enloquecidas, me temo que he de volver a hacerlo, he de volver a callar, y aún sin ser capaz de olvidar, dejar morir otro trozo de mí, y caminar sin el para siempre jamás. Cual llama que se apaga pero ya hizo cenizas la voluntad y no a mi pesar, mi libertad está en seguir a mi corazón, pero este se encierra en paredes que yo solo no puedo atravesar...
Y una vez más los siglos pasan, y el tiempo no muere si no es con ella, y yo me retuerzo en mis tinieblas sollozando volver a morir en ella...

13 dic. 2009

Suspiro

En estos versos destriparé mi corazón...
Mas de una vez creí sentir ver luz ante mí, pero mi suerte parece echada, y todo se vuelve contra mí, tanto tropezarme que al final arrepentirme no servirá. Escucho unos compases de tristeza y mi alma se enternece hasta llorar, y me reflejo en cada gota como frío cristal, a cada noche que pasa mas fácil es derrumbarse en la soledad...
A no ser que tu piel quitara el frío que resbala de mis ojos, y el calor que sintiera no fuera sólo el de las llamas que juegan a torturar mi corazón... a no ser que así fuera, moriría en cada momento sin remedio y sin salida. Y nunca encontraré algo tan brillante como tus ojos... nunca más tendré esa luz ante mí. Amo esa luz, y ella me odia a mí.

Dame un sólo suspiro para poder caminar hasta ti, y alcanzaré el fin del mundo allá donde estés, pero dame ese suspiro...

12 dic. 2009

Mirada vacía

Si entra en mí, y ya no puede salir... si en la mente sólo las nubes ocultan lo que puedo ver claramente, que en mi corazón todo se marchita poco a poco, porque las hojas del árbol de la vida ya no reflejan verde alguno, y la oscuridad bajo su cuerpo ya da miedo... la oscuridad de la vida, que bueno puede traer a un alma ya perdida? pues así vago entre mis pesares... si me equivoqué en ese instante, y me arrepiento para el resto de mi miserable vida, aún servirá para lamentarme, ya para escribir un "lo siento" en un lago de llantos, pero no dará color a mi sombra, ni a mi mirada, que ennegrecen bajo mi propio asombro. Ya pasaron años, y otra infinidad vendrá tras ellos, pero aún así no encontraré consuelo, porque aunque quiero sonreír, se dibuja en mi mas profundo ser lo que nunca quise llegar a poseer, una tristeza y un pesimismo inmortal, una mirada vacía, y unas palabras sin lugar. Y... para la eternidad?

11 dic. 2009

Leve y lento morir

Últimamente tan sólo busco algo poético para dedicar a vuestra alma, y sueño únicamente con los labios que os pertenecen, que hacen mi pulso añicos, cual pobre enamorado inocente, aún de lo que le queda por sufrir. Una mentira al corazón es siempre mas fácil que dibujar una sonrisa cierta y veraz frente al espejo, y así es como mantengo mi compostura ante el mundo y su desmesura. No quisiera preocuparos, pero empiezo a llorar en la madrugada, y lo hago por vos, empiezo a sentir una presión en el pecho que no puedo controlar, aún mas quisiera volver a respirar con tranquilidad, pero anhelo sentir el amor y el también vuestro inconfundible calor. Cientos de paredes frustran mis voces en la noche, que imploran llegar a ti y decir un "Te amo" susurrante al oído, pero desfallecen en su camino, y fallezco yo y mis vestigios. Por la luz de la luna aún no puedo ni intentar conciliar el sueño, y por vuestros recuerdos no podría dormir jamás, la brisa en la oscuridad vuelve a mi, y me trae el delicado rostro que os pertenece a mi memoria, y las lágrimas caen solas... no es tiempo de llorar, pero ya da igual, nunca fue tiempo de sufrir, y no pude ni un momento mentir, y decir ser feliz, no a vos.

10 dic. 2009

Réquiem de dolor

Aquella fría y suave mano que deslizó impaciente sus dedos por mi rostro, cuando en mi ataúd ya permanecía mi ataviada cárcel mortal. Y en mi epitafio: "Cuando desvele de mi eterno sueño, volaré aún mas alto". Ya no recuerdo abrir las alas, ni volar en la noche del diablo a la brillante luz de tus ojos, pero podía sentir su mano cerrando lentamente mis párpados, y con sus labios haciendo estremecer por una última vez mi corazón, con un "Te amo" tan frío y tan baldío que mis facciones aún permanecerían heladas ante él. Son siglos en un ataúd esperando que mis venas y mi sangre descongelen para volver a sentir lo que deseé tantas veces ver morir. Tantos susurros que significan sentimientos, y un solo espanto para tanta infinidad ardiendo bajo mis propios encantamientos, escuchar un "adiós", una "hasta siempre jamás, no nos volveremos a ver, pero tu recordarás, en tu lecho de muerte, que nunca pudiste olvidar". Y así se convierte el sonido de un Réquiem en una armonía de dolor, y el tiempo se transforma en segundos de desesperación, su mano aún pasa lentamente por mi rostro...

9 dic. 2009

Miles de sueños incinerados

Lienzos que hace tiempo sellaste con tu firma ahora no te dejan ni una sola noche conciliar el sueño, y cierras los ojos, iluso crees guardar anhelo...

Sentimientos de dioses en pequeños e insignificantes cuerpos humanos que nos llevan a la locura, a delirar insensatos. Y así nuestros corazones encuentran lo que nunca creemos hallar, y perdemos todo cuánto tenemos, en el camino hacia algún lejano lugar. Infinidad de noches a la luz de mi estrella, y aún intento encontrar mi destino exento de crueldad, como intenté crearme un camino sin desvaríos. Hace una feliz eternidad que no encontraba tal dolor, pero la aguja ha cosido de nuevo las heridas hacia fuera, dejando sangrar mi vida entera. Quizás sólo tú podrías cogerme de la mano y sacarme de aquel lugar que nunca quise entrar, quizás sólo existe una forma de no hundirme para siempre en la espiral, pero me has soltado... o quizás me solté.